Cirugía de reducción de mamas

Los pacientes que se someten a una cirugía de reducción de mamas con frecuencia buscan alivio de los síntomas físicos causados por el excesivo peso de pechos grandes. La reducción del pecho por lo general puede resolver estos problemas, así como mejorar el tamaño y la forma de sus senos. A raíz de la reducción del pecho, sus pechos serán más proporcionales al resto de su cuerpo y la ropa le quedará mejor.

¿Soy una buena candidata para la reducción de senos?

Puedes ser una buena candidata para la reducción de mamas si tiene uno o más de las siguientes condiciones:

  • senos demasiado grandes en proporción a su estructura corporal
  • pechos pesados, colgantes con pezones y areolas que apuntan hacia abajo
  • una de las mamas es mucho mayor que la otra
  • dolor en la espalda, el cuello o hombro causado por el peso de sus senos
  • irritación de la piel debajo de sus pechos
  • hendiduras en los hombros por unos apretados tirantes del sostén
  • restricción de la actividad física debido al tamaño y el peso de sus senos
  • insatisfacción o baja auto estima debido al tamaño de sus senos
Fotos de reducción de mamas antes y después

Fotos de reducción de mamas antes y después

La reducción mamaria se puede realizar a cualquier edad, pero los cirujanos plásticos generalmente recomiendan esperar hasta que el desarrollo del pecho se ha detenido. El parto y la lactancia pueden tener efectos significativos e imprevisibles sobre el tamaño y la forma de sus senos. Sin embargo, muchas mujeres deciden someterse a una reducción de mama antes de tener hijos y tratar cualquier cambio subsecuente más adelante. Si usted planea amamantar en el futuro, debes discutir esto con su cirujano plástico.

Durante la consulta, se le preguntara sobre su tamaño del pecho deseado, así como cualquier otra cosa acerca de sus pechos que te gustaría ver mejorado. Esto ayudará a su cirujano plástico a entender sus expectativas y determinar si realmente pueden ser cumplidas.

¿Cómo el cirujano plástico me evaluara para la operación de reducción de mamas?

Su cirujano plástico examinará sus senos, medidas que tienen y tal vez fotografías de su expediente médico. El tamaño y la forma de sus senos, la calidad de su piel y la colocación de los pezones y areolas serán evaluadas cuidadosamente.

Usted debe venir a la consulta preparada para discutir su historial médico. Esto incluirá la información sobre cualquier condición médica, alergias a medicamentos, tratamientos médicos que ha recibido, cirugías anteriores incluyendo biopsias de mama y los medicamentos que toma actualmente. Es importante que proporcione la información completa.

Debe informar a su cirujano plástico si tiene pensado perder una cantidad significativa de peso, especialmente si usted ha notado que sus senos se hacen más pequeños con la pérdida de peso. Su cirujano le puede recomendar estabilizar su peso antes de someterse a una cirugía.

¿Mi seguro ayudará a cubrir el costo de la cirugía?

 

La cobertura del seguro a veces está disponible para la operación de reducción de senos. Muchos factores determinan su elegibilidad, incluyendo los términos específicos de su póliza de seguro y la cantidad de tejido mamario que sera eliminado. Una carta de predeterminación pueden ser requeridos por su compañía de seguros antes de la cirugía. Su cirujano plástico o un miembro del personal en el consultorio de su cirujano va a discutir estos temas con usted.

¿Dónde se hacen las incisiones?

 

Factores individuales y preferencias personales determinarán la técnica específica seleccionada para reducir el tamaño de sus senos.

El método más común de reducir los pechos implica tres incisiones. Una incisión se hace alrededor de la areola. Otra forma vertical desde el borde inferior de la areola hasta el pliegue debajo del seno. La tercera incisión sigue la curva natural del pliegue del seno.

Método más común usado en la reducción de mamas

Método más común usado en la reducción de mamas

Después de que el cirujano ha removido el exceso de tejido mamario, grasa y piel, el pezón y la areola se desplazan a una posición más alta. La areola, que en pechos grandes por lo general se ha estirado, también se reduce en tamaño. La piel que anteriormente estaba ubicada arriba del pezón se baja y se junta para remodelar la mama. La liposucción puede ser utilizada para mejorar el contorno debajo del brazo.

Una técnica común de reducción de mama elimina el exceso de tejido mamario, grasa y piel a través de las incisiones. El pezón y la areola permanecen unidos al tejido subyacente, pero se desplazan a una posición más alta. Con frecuencia se reduce al mismo tiempo el tamaño de la areola.

Por lo general, los pezones y areolas permanecen unidos al tejido subyacente, lo que permite la preservación de la sensibilidad. La capacidad para dar el pecho también puede ser conservada por este método, aunque esto no puede garantizarse.

La piel que anteriormente se encuentra por encima del pezón se baja y se junta para remodelar la mama.

¿Hay variaciones a la técnica común de reducción de mamas?

 

Hay muchas variaciones en el diseño de las incisiones para la reducción de senos. El tamaño y la forma de sus senos, así como la cantidad deseada de reducción, son factores que ayudarán a su cirujano plástico a determinar la mejor técnica para usted.

En algunos casos, puede ser posible evitar la incisión vertical que se extiende desde el borde inferior de la areola al pliegue del seno o la incisión horizontal debajo del seno.

Rara vez, si sus senos son muy grandes, los pezones y areolas pueden necesitar ser completamente separados antes de pasarlos a un nivel superior. En tal caso, tendrá que haber tomado la decisión de sacrificar la sensación y la posibilidad de la lactancia materna a fin de lograr el tamaño deseado de mama.

Riesgos de la cirugía de reducción de mama

 

Afortunadamente, las complicaciones significativas de reducción de mama son poco frecuentes. Cada año, miles de mujeres se someten a la operación de reducción del pecho con éxito, no experimentan ningún problema importante y quedan muy contentas con los resultados. Sin embargo, cualquiera que esté considerando la cirugía, debe ser consciente de los beneficios y los riesgos.

Entiendo que cada procedimiento quirúrgico tiene riesgos, pero ¿Cómo puedo obtener más información para que pueda tomar una decisión?

El tema de los riesgos y complicaciones potenciales de la cirugía es mejor tratarlo en forma personal entre usted y su cirujano plástico, o con un miembro del personal en el consultorio de su cirujano.

Algunas de las complicaciones potenciales que le indicaran incluyen hemorragia, infección y reacciones a la anestesia. En raras ocasiones, un paciente puede requerir una transfusión de sangre durante la operación. Por lo general, se puede prever de antemano y bajo ciertas circunstancias, podrá donar su propia sangre en preparación para la cirugía.

Tras la reducción, a veces los senos pueden no estar perfectamente simétricos o la altura del pezón puede variar levemente. Si se desea, se pueden hacer pequeños ajustes en un momento posterior. La pérdida permanente de sensación en los pezones o los pechos puede ocurrir en raras ocasiones. La cirugía correctiva a veces es útil en ciertos casos donde las incisiones hayan cicatrizado mal. En el improbable caso de daño o pérdida del pezón y la areola, por lo general pueden ser satisfactoriamente reconstruida usando injertos de piel.

Puedes ayudar a disminuir ciertos riesgos siguiendo los consejos e instrucciones de su cirujano plástico, tanto antes como después de la cirugía.

¿Cómo debo prepararme para la cirugía?

 

Dependiendo de su edad, o si usted tiene un historial de cáncer de mama en su familia, su cirujano plástico puede recomendar una mamografía de base antes de la cirugía y otro examen mamográfico algunos meses después de la cirugía. Esto ayudará a detectar cualquier cambio futuro en el tejido mamario. Después de la reducción de senos, usted todavía será capaz de realizar el autoexamen de mamas. La operación de reducción mamaria no aumentará su riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Si usted es fumadora, se le pedirá dejar de fumar mucho antes de la cirugía. La aspirina y ciertos medicamentos antiinflamatorios pueden causar aumento del sangrado, por lo que debe evitar tomar estos medicamentos durante un período de tiempo antes de la cirugía. Su cirujano le proporcionará instrucciones preoperatorias adicionales.

La cirugía de reducción mamaria se puede realizar internando al paciente o en ambulatorio. Si usted va a permanecer en el hospital o centro quirúrgico, lo más probable es que sea por sólo una noche. Tanto si le dan el alta el día de la cirugía o al día siguiente, será necesario que alguien la lleve a casa y se quede con usted uno o dos días.

¿Como será el día de la cirugía?

Por lo general, se administra anestesia general, por lo que estará dormida durante el procedimiento. Cuando se termina la cirugía, se le trasladará a un área de recuperación donde se seguirá de cerca. En muchos casos, tubos de drenaje pequeños se colocaran en sus senos para ayudar a evitar la acumulación de líquidos. Será colocado compresas de gasa en sus pechos y se cubrirán con una venda elástica o un sostén quirúrgico.

¿Cómo me veré y me sentiré inicialmente?

El día después de la cirugía, se le anima a levantarse de la cama por períodos cortos de tiempo. Después de varios días, usted será capaz de moverse con mayor comodidad. Esfuerzos, doblarse y levantar se debe evitar, sin embargo, ya que estas actividades pueden causar hinchazón o incluso sangrado. Se le puede indicar dormir sobre su espalda para evitar la presión en los senos.

Cualquier drenaje quirúrgico se retiran un día o dos después de la operación, momento en el que los vendajes también pueden ser modificados o eliminados. Se le dan instrucciones para usar un sostén de apoyo durante varias semanas, hasta que la hinchazón y la decoloración de sus senos disminuya. En general, los puntos se retiran en etapas durante un período de aproximadamente tres semanas, comenzando alrededor de una semana después de la cirugía.

Usted puede notar que tiene menor sensación en el área del pezón y la areola. Esto por lo general es temporal. Puede, sin embargo, tomar semanas, meses o incluso más de un año que la sensación vuelva a la normalidad. Sus senos también pueden requerir un tiempo para tomar una forma más natural. Las incisiones serán inicialmente de color rojas o rosadas. Seguirán siendo de esta manera durante muchos meses después de la operación.

¿Cuándo puedo reanudar mis actividades normales?

Después de la operación de reducción de mamas, a menudo es posible regresar a trabajar dentro de un par de semanas, dependiendo de su trabajo. En muchos casos, se puede reanudar la mayoría de sus actividades normales, incluyendo algún tipo de ejercicio suave, después de varias semanas. Usted puede continuar experimentando cierto malestar suave, periódico durante este tiempo, pero estas sensaciones son normales. El dolor severo se debe informar a su médico.

Cualquier actividad sexual se debe evitar por un mínimo de una semana y su cirujano plástico le puede aconsejar esperar más tiempo. Después de eso, se debe tener cuidado de ser muy suave con sus senos por lo menos durante las próximas seis semanas.

¿Cuánto durarán los resultados?

A menos que usted gane o pierda una cantidad significativa de peso o si queda embarazada, su tamaño del pecho debe permanecer constante. Sin embargo, los efectos del envejecimiento eventualmente alteran el tamaño y forma de los pechos de la mujer. Si, después de un período de años, usted no está satisfecho con la apariencia de sus senos, usted puede optar por someterse a un procedimiento de “lifting” de mamas para restaurar su contorno más juvenil.

Resultados de la reducción de mama

La cirugía de reducción mamaria hará que sus senos estén más pequeños y firmes. Sin el peso excesivo de senos grandes, usted puede encontrar un mayor disfrute en la práctica de deportes y participar de la actividad física.

Las incisiones de la operación de reducción mamaria se curan y se desvanecen con el tiempo. Es importante darse cuenta, sin embargo, que las líneas de incisión serán visibles permanentemente, más aún en algunos individuos que otros. Afortunadamente, las incisiones para la reducción de senos se encuentran en lugares fáciles de ocultar con la ropa, incluso escotes de corte bajo.

La reducción de senos a menudo hace un cambio radical en su apariencia. Por esta razón, puede tomar algún tiempo para adaptarse a su nueva imagen corporal. La mayoría de las mujeres, sin embargo, finalmente se sienten cómodas con sus pechos más pequeños y muy satisfechas con los resultados de la operación. De hecho, el nivel de satisfacción de los pacientes como resultado de la reducción de mama es de las más altas de cualquier procedimiento de cirugía plástica.

Mantener una relación con su cirujano plástico

Usted debe regresar al consultorio de su cirujano plástico para el seguimiento de la cirugía en intervalos prescritos y evaluar su progreso. Una vez que se ha completado el seguimiento del postoperatorio, muchos cirujanos alientan a sus pacientes a volver para chequeos periódicos para observar y discutir los resultados a largo plazo de la operación de reducción de mamas.

Por favor, recuerde que la relación con su cirujano plástico no termina cuando sale de la sala de operaciones. Si usted tiene preguntas o preocupaciones durante su recuperación, o necesita información adicional en un momento posterior, debe contactar con su cirujano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

 

Please log in to vote

You need to log in to vote. If you already had an account, you may log in here

Alternatively, if you do not have an account yet you can create one here.